Noticias del Paseo de S. Francisco

Paseo con la Iglesia al fondo

Paseo con la Iglesia y Zona Militar al fondo

Noticias del Paseo de S. Francisco
Antonio Barrantes Lozano
La ciudad es un elemento orgánico que con el tiempo se va transmutando y resulta que el pueblo que conocieron nuestros abuelos no es el mismo que el que conocemos nosotros y probablemente distinto del que conocerán nuestros nietos. Al crecimiento natural de la población hay que añadir las distintas intervenciones urbanísticas que a lo largo de los años los responsables de la política municipal han ido desarrollando en intentos de mejora del entorno. Es discutible la oportunidad de tal o cual intervención en pro de un determinado objetivo, pero lo que no es discutible es que no todas las modificaciones urbanísticas hayan sido acertadas.
Para los que la perspectiva del tiempo nos ha permitido ser testigos de la metamorfosis urbana, bien sabemos lo que decimos. Conocimos la Laguna, conocimos la Charca del Pozo Viejo, conocimos el Paseo de S. Francisco, hemos visto abrir calles nuevas, desaparecer edificios y fachadas que hoy añoramos, establecer nuevos barrios, abrir avenidas e incluso la mutación de los afanes de nuestros predecesores. La ciudad se conforma con un continuo cambio, antes lento, ahora más trepidante, aunque los tiempos que se anuncian nos alertan de una ralentización que ya veremos en qué termina.
Miro un plano urbano de Villanueva es D. Francisco Coello y Quesada. Está datado en 1863. Creo que es el plano urbano de la ciudad más fidedigno, fiable y antiguo que se dispone. En él aparece marcado lo que conocemos como casco antiguo, sus calles, los pozos, los caminos que salían de la población y el Convento de los Frailes Franciscanos de San Bartolomé.
Hacía ya muchos años que los padres franciscanos se habían instalados extramuros, al este de la Puerta de la Villa. El amplio espacio que ocuparon los monjes regulares, a partir de las desamortizaciones llevadas a cabo en el siglo XIX, fueron enajenadas y vendidas, por lo que pasaron a manos de particulares, quedándose reducido el primitivo solar conventual a lo que es hoy la actual Iglesia de S. Francisco y parte de otras dependencias que fueron usadas, a lo largo del tiempo, como Colegio, Matadero, Maternidad, Instituto, Asilo, Cuartel de la Guardia Civil, Zona de Reclutamiento y actualmente, aparcamiento y Hospital.

La calle S. Francisco a principios del siglo XX

La calle S. Francisco a principios del siglo XX

En la observación del Plano de referencia resulta llamativo que ya, a la altura de mediados del siglo XIX, se observe el trazado de la calle de S. Francisco y un amplio espacio, desde la esquina de lo que hoy conocemos como calle Viriato hasta la Plaza de la Iglesia referida, señalado como Paseo, lo que nos indica su antigüedad, y hace pensar que este sería un lugar de dominio público ya en el siglo XIX, posiblemente desgajado de la antigua propiedad de los frailes. Subrayo lo dicho porque hay una creencia muy generalizada que mantiene que el referido Paseo fue en su día donación de una conocida familia para el disfrute de todos. Así se dijo y argumentó cuando en su momento, a finales de los años 50 y principio de los 60 del siglo pasado, la corporación municipal, en una desacertada decisión, aplicando la legislación que entonces regulaba el funcionamiento de los ayuntamientos, decidió cambiar el estado jurídico del espacio y pasarlo de bien común a bien propio, lo que facultó su desaparición. Algo que todos los que lo conocimos lamentamos. Pero eso será motivo de otra reflexión.
No puedo certificar que el suelo del Paseo tal como aparece en el Plano referido perteneciera a familia alguna. Su costado Sur limitaba con el campo, no hay vestigios de lo que más tarde sería la Calle Concepción, Conventual o Colón. Todo era tierra de labor.
Lo que sí he encontrado, mirando entre papeles, un hecho, que al menos puede resultar curioso y tal vez el origen de esa leyenda urbana que circuló y aún circula entre nosotros y hace pensar que el paseo fue fruto de una donación.
Siendo alcalde de la ciudad D. Julián Adame García, el 13 de noviembre de 1902, llega a su despacho una instancia suscrita por D. Mariano Nogales, D. Antonio Cortijo y D. Ildefonso Miguel Romero en la que se “solicita permiso al Ayuntamiento para que se les conceda autorización para ejecutar por su cuenta, hasta donde los recursos que recauden lo permitan, sujetándose al plan aprobado por el Ayuntamiento y bajo la inspección de este, las obras de reconstrucción del antiguo Paseo de S. Francisco de esta Ciudad, a cuyo efecto D. Mariano Nogales se compromete a ceder- (aquí puede estar el origen de tal creencia)-la parte necesaria del terreno de su propiedad para ampliar dicho paseo por el lado sur del mismo”
La propuesta fue estudiada por la Corporación que da el oportuno consentimiento al inicio de las obras, siempre bajo la inspección municipal y debiéndose ajustar al Plan aprobado por el Ayuntamiento aquél mismo año, a la par que se agradece la iniciativa a los recurrentes y en especial a D. Mariano Nogales por su generoso ofrecimiento.
Al acabar la remodelación la configuración del espacio quedó demarcada tal como la conocimos. El costado Sur del paseo marcó la alineación de lo que más tarde sería la Calle Concepción.
Las obras debieron ser bastante ágiles pues poco tiempo después, D. Joaquín Ballesteros, Concejal, propone para guardia de dicho paseo a D. Braulio Olivares Mateos, con sueldo de una peseta y cincuenta céntimos diarios, y de no ser admitida su propuesta, los señores promotores de la obra nombrasen a quienes ellos consideren oportuno.
El lugar fue testigo de los días más tristes y trágicos de la historia de nuestro pueblo y de la historia nacional: El levantamiento de Sopena, de 1933, en el acuartelamiento de la Comandancia Militar. También de días feriados, de verbenas y de juegos.
Lo que sí sentimos todos los villanovenses, es un desgarro en la memoria con su desaparición. Como si algo de nuestra infancia se hubiera ido con él.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: