Acto 150 años de Cruz Roja

El pasado día 14 de junio de 2014 se conmemoró en Villananueva esta efemérides a la que fui invitado para dirigir una palabras.

Concejales del Exmo Ayuntamiento presentes, María Lozano y Mónica Caluraano,Sra Presidenta de la Asamblea Regional de C. Roja, Sr. Presidente de la Asamblea Local, amigos todos los que hoy nos acompañáis, gracias por vuestra presencia y compromiso, gracias al compromiso de todos aquellos que sin estar aquí presentes comparten nuestras inquietudes, de forma anónima y que por alguna causa no pueden acompañarnos.
Hoy, aquí, nos reunimos con motivo de una efemérides. Efemérides que nos viene a recordar los objetivos que, a través de tanto tiempo, esta organización ha perseguido desde su fundación. Lo de hoy no es más que un paréntesis dentro de su compromiso diario.
Compromiso de solidaridad, que no es otra cosa que compromiso con el hombre. No fue un acto caritativo lo que llevó a Henry Dunant a tomar conciencia del desastre de un campo de batalla. En los despojos de un campo de batalla no quedan vencedores ni vencidos. Quedan hombres que necesitan ayuda, ayuda para morir y ayuda para seguir viviendo. No importa bandos ni componendas. Aflora la conciencia del hombre ante el dolor de otro.
Pero, no sólo el sufrimiento se encuentra en los campos de batalla.
Aunque la causa primera desapareciera del todo, o sea, las guerras como forma de dirimir los intereses, una institución como C. Roja no dejaría de tener sentido. La sociedad tiene otras necesidades y el compromiso de paliar o prevenir el sufrimiento sigue presente en su esencia. La organización sabe estar presente allá donde el dolor se manifiesta.
Somos conscientes de que no sólo el dolor se encuentra en los despojos de un campos de batalla , el dolor para nuestra desgracia a veces está muy próximo, lo tenemos casi al lado. En las sociedades opulentas o que alguna vez consideramos opulentas, la realidad nos está abriendo los ojos, a la vez que aparentaban sectores de bienestar, por otro iba creando un reguero de miseria que, sin apenas percibirlo, parte de esa sociedad iba quedando en una zona de exclusión social a la que una organización como C. R. no puede obviar.
Es la nueva realidad. La pobreza galopante que se ceba en los sectores más frágiles de la sociedad, trae además de las carencias más básicas, dolor y enfermedad. Es aquí, donde la C. R. con su legión de voluntarios está presente a través de sus organizaciones locales. Aunque en términos cuantitativos cada actuación podríamos tildarla de modesta, me viene un dicho de aquí, de Villanueva, que dice: “ los muchos pocos hacen pocos muchos” El reparto de alimentos, la atención a la tercera edad, el transporte a los enfermos, los centros de día…es una realidad que solo es posible por el compromiso de miles de ciudadanos repartidos en cientos de Asambleas Locales diseminadas por todo el suelo patrio.
El compromiso con el hombre, con la sociedad o con el medio, es el motivo de que estemos hoy aquí reunidos para esta conmemoración, en un pueblo de Extremadura, como es Villanueva de la Serena.
No estoy en condiciones de afirmar desde cuándo se establece en la ciudad una Agrupación Local tal como hoy se la conoce.
El primer documento que habla de la génesis de Cruz Roja en la ciudad está datado el 10 de octubre de 1925, siendo alcalde presidente D. Antonio Miguel Romero y Gil de Zúñiga que a petición de D. Antonio Nogales y Nogales se cede un local en el mismo ayuntamiento para las actividades propias de la organización. Se habilitan dos habitaciones situadas a la derecha del hall del edificio municipal dándole a la resolución un carácter provisional. La Asamblea local quedó vinculada a los programas de beneficencia municipal, muy necesarios en aquellos momentos por carecer la ciudad de ninguna institución sanitaria. Fueron los médicos, llamados de la beneficencia, los encargados del dispensario, y entre estos doctores habría que destacar a D. Gregorio Pérez Fernández, distinguido por sus servicios benefactores como hijo Predilecto de nuestra ciudad.
Con los cambios políticos de 1931 el dispensario de la Cruz Roja siguió con sus funciones de servicio humanitario, siendo en el año de 1932 cuando el ayuntamiento republicano manda hacer un inventario del material sanitario de la Cruz Roja para ponerlo en servicio de la Beneficencia local.
Pasada la guerra civil la presidencia de la Asamblea local estuvo adherida al cargo de alcalde y sus programas a los de la beneficencia municipal. Durante este periodo los servicios de Cruz Roja abandonaron el edificio del Ayuntamiento y se ubicaron en un local de la calle S. Francisco, en los bajos del actual Hospital, en un espacio que se le conocía como “antiguo matadero” y más tarde como “maternidad.”
Puesto de socorro en carretera
Durante los años setenta del siglo pasado el aumento desmedido del tráfico en carreteras, motivó el aumento de la siniestralidad. Ante esta nueva realidad, la Organización Cruz Roja busca una respuesta con la creación de los puestos de Socorro en carretera.
Villanueva de la Serena se presta a organizar este servicio y sería el Alcalde de la época, D. Luis del Pueyo Cortijo el que lleve al Pleno del 5 de mayo de 1975 la necesidad de aprobar, si así se estima por los señores concejales, un pliego de condiciones para el concurso de adjudicación de terrenos para la ubicación de un puesto de Socorro Permanente en carretera de la Cruz Roja aplicando estrictamente los artículos 24 y 38 de la Ley de contrataciones de las corporaciones locales.
Abierto el procedimiento en la sesión ordinaria del 30 de diciembre de 1975, en el asunto 4º de la orden del día se puede leer:” Estudio y resolución en su caso de la permuta de terrenos de propiedad municipal por otros de D. Pedro Muños Ruíz.”
Se tramita el expediente por el que terrenos de la finca “Montepozuelo,” en el quinto de el “Coto,” son permutados por otros, a los cuales los peritos habían valorado en equidad, propiedad de D. Pedro Muñoz Ruíz en el sitio de “Los Patos”.
Medida para la que estaba facultada la Corporación según el artículo 6 y 181 de la Ley de Propiedad local de 24 de junio de 1975, y el artículo 95 del Reglamento de Bienes de entidades locales de 14 de septiembre de 1951 y el artículo 121 de la Ley de Régimen Local considera que el Ayuntamiento tiene plena capacidad para adjudicar y permutar bienes de su propiedad.
Todo el procedimiento legal fue de tramitación lenta y no exenta de dificultades, pero estaba en el ánimo del Sr. Alcalde, D. Luis del Pueyo, llevarla a buen término. Así en el pleno ordinario de 3 de junio de 1976 se trata: la iniciación del expediente de cesión gratuita de terrenos. El proceso, en lo referente al Ayuntamiento de Villanueva, llega a su fin con el acuerdo unánime de la resolución del expediente que textualmente dice así: “Ceder a la Asamblea Nacional de la Cruz Roja con la finalidad de construir un puesto de socorro permanente en Carretera de 680 m2 de terreno sito en “Los Patos”, con la urgencia de que será construido antes de 5 años y una permanencia de 30. El expediente de resolución se enviaría al Ministerio de Gobernación.”
Mientras que todo el procedimiento legal tomaba forma, Dña María Belén Landáburu González como presidente de la Asamblea Suprema emite la escritura de apoderamiento, ante notario, a favor del Ilmo Sr. Don Julio Cienfuegos Linares, entonces Presidente Delegado de Badajoz, facultándole para firmar la escritura de cesión de los terrenos. (Documento legalizado en Madrid el 4 de febrero de1976)
Cede el Sr. Alcalde, la presidencia de la Asamblea Local a favor del doctor D. Daniel Pérez Chiscano, de feliz recuerdo, que con un equipo entusiasta dinamiza la Asamblea y fueron muchos jóvenes villanovenses que cumplieron sus obligaciones militares o sus prestaciones sociales en este ámbito de solidaridad.
A D. Daniel Pérez Chiscano le sucedió en el cargo el doctor D. José Beltrán y tras el fallecimiento de éste D. Juan José Urende, y siguiendo el orden cronológico ostentaron el cargo de la Presidencia de la Asamblea Local, Dña Rosa Fernanda Díaz Gómez, Dña Amalia García Hidalgo, Dña María del Carmen Sánchez García y D Manuel Bordallo García que actualmente la preside. A todos mi particular agradecimiento y el de toda la ciudad cuya representación me arrogo.
Entrado los años ochenta del siglo pasado, siendo Alcalde Presidente de la ciudad D. Francisco García Ramos, se procede a trasladar el puesto a un nuevo emplazamiento, el actual, un edificio anexo a las instalaciones de la Piscina Municipal en la carretera Villanueva de la Serena – Andújar.
La pretensión es aprobada por el entonces Delegado Provincial de la Asamblea, D. Diego Castillo Gragera, que en escrito dirigido al Sr. Alcalde expresa “ Realizadas las correspondientes gestiones acerca de la Inspección General de Tropas y Operaciones de Socorro de Cruz Roja Española, se ha obtenido la autorización necesaria para realizar en su día el traslado del Puesto de Socorro de Primeros Auxilios en Carretera de su emplazamiento actual al nuevo emplazamiento, sito en el chalet- vivienda de las instalaciones de la Piscina Municipal”
El Sr. Secretario D. Enrique Seoane, contesta informando al Sr. Castillo de la resolución firme de la Corporación para la cesión del local ofertado por el Ayuntamiento para el traslado del Puesto de Primeros Auxilios al Complejo Polideportivo Municipal en documento firmado en Villanueva el 27 de Diciembre de 1984.
Y desde entonces hasta ahora. Muchas gracias.
Villanueva de la Serena, 14 de Junio de 2014
Antonio Barrantes Lozano
Auditorio •”El Rodeo” 150 aniversario Cruz Roja.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: