Algo de Historia de la Educación en Villanueva

Algo de Historia de la Educación en Villanueva
Antonio Barrantes Lozano
Poco se puede hablar de la Historia de la Educación en Villanueva sin tener en cuenta el Instituto “Pedro de Valdivia” centro al que hay que considerar de referencia en la ciudad y su comarca.
Mediado el siglo XX el panorama educativo en general era tan deficiente que, por provincias, se podría tildar de erial. El régimen nacido tras la guerra civil poco, por no decir nada, había hecho sino desmontar lo que con esfuerzo había intentado el régimen republicano en materia educativa. Las nuevas autoridades estaban más preocupadas en orientar ideológicamente a los jóvenes que en crear un sistema educativo. Su legislación se reduce a una normativa de 1938, en plena contienda civil, intentando regular las Enseñanzas Medias de forma tímida y mirando sin escrúpulos a la ley Moyano de 1857. Hubo que esperar hasta 1945 para que, siguiendo el mismo criterio, se publicara la Ley de Enseñanza Primaria.
No fue hasta 1949 cuando el Estado, de manera decidida, concibe un plan para extender las Enseñanzas Medias por todo el País dotando a los estudios de un doble carácter profesional y social. De la Ley de Bases de 1949 surgieron los Institutos Laborales.
Fue Villanueva una de las ciudades afortunadas por aquella normativa, ya a mediados de los años 50 del pasado siglo se comenzaron a impartir las Enseñanzas Medias, aquí, desde un centro público. Esto es, desde el Instituto “Pedro de Valdivia”.
Hay que hacer notar que la enseñanza pública a comienzos del siglo XX era escasa y mal retribuida, hubo en Villanueva algunos intentos particulares como lo fue el Colegio “Concepción” debido a la iniciativa del humanista D. Marcelo Macías, al que el Ayuntamiento cedió un local en las dependencias del antiguo convento franciscano de S. Francisco allá por 1876, experiencia que duró poco, por traslado a Monesterio de su titular. En el edificio prioral que había quedado muy dañado por los avatares de la Guerra de la Independencia, después de su restauración de 1883, se instaló un Seminario Menor que llevó el nombre de “Nuestra Sra de los Dolores” y más tarde dos colegios se segunda enseñanza el de “S. Benito” y “Santiago” este acabó en los locales de la casa del Marqués de Torrres Cabrera, hoy desaparecida, en el Parque de la Constitución.
A mediados de siglo, después de la contienda civil, el panorama educativo en la ciudad era desolador.
Dos centros de Enseñanza Primaria atendían la demanda de la población; el añorado Colegio “El Cristo” ubicado en lo que fue lugar de acogida de la Venerable Escuela de Cristo, y el Colegio “Primo de Rivera” en la Cruz del Río, construido en 1927, además de algunas aulas diseminadas en casas particulares de algún maestro o maestra. Infraestructura, esta, muy insuficiente, con aulas sobrecargadas, a veces con más de 40 escolares y con maestros, pocos y mal pagados. Las posibilidades de continuar los estudios medios estaban muy restringidas y reservadas a los hijos de algunas familias, escasas, con posibilidades económicas, bien en la capital, bien en alguna institución religiosa o particular, pero inalcanzable a la mayoría de la población que con apenas diez u once años abandonaba la escuela. A nivel privado funcionaba en la calle de La Haba un colegio conocido como de “José Antonio” que posibilitó los estudios secundarios a varias generaciones, con un sistema de estudios “libre” que pasaban exámenes en el Instituto “Barbara de Braganza” de Badajoz. Me recuerda un antiguo alumno de esta institución que para poder desplazarse a la capital se necesitaba un visado de la guardia civil.
Las Enseñanzas Medias, hasta aquel momento, estaban reguladas siguiendo el criterio marcado por la Ley referida de 1857, que sólo preveía centros en las capitales de provincia o instituciones particulares, generalmente en manos de las instituciones religiosas. Villanueva carecía de tales instituciones, salvo la ya reseñada como “Colegio José Antonio” por esto la puesta en funcionamiento del Instituto Laboral en Villanueva fue como la caída de un maná en el desierto. Abrió sus aulas a muchos jóvenes de Villanueva con escasas o nulas posibilidades de cursar estudios y fue un centro desde donde se irradiaba cultura a toda una comarca, que tan escasa estaba de ella, mediante un programa de charlas y coloquios por los pueblos cercanos. Los centros laborales marcaron un antes y un después de la enseñanza en España, ya que se extendieron por toda su geografía y cumplieron un bien social impagable en aquellos momentos.
El carácter de formación profesional que todos tenían, no fue en detrimento de una fuerte carga científica y humanística en los currículos impartidos. Las asignaturas de Matemáticas, Ciencias Naturales o Física y Química iban acompañadas con un amplio horario dedicado a la Lengua Española, Geografía e Historia, además de una lengua extranjera. Aquí, en Villanueva, el Francés.

Algunos de aquellos primeros profesores que pusieron en marcha aquél ambicioso proyecto dejaron en la Ciudad un grato recuerdo, por su personalidad y por su buen hacer. No se puede, ya desde la distancia nombrar a todos, aunque todos dejaron su huella bien marcada en la memoria de los que fueron sus alumnos y en la ciudad. D. Sebastián Morales, director del Centro durante un breve periodo, temido por su rigurosidad, admirado por su capacidad de liar cigarros con una sola mano y gran profesor de Lengua Castellana, D. Leandro Gay, el “Director,” un hombre de fuerte personalidad, autor de varios tratados didácticos, muy querido y respetado por todos los que fueron sus alumnos y recordado con respeto por sus compañeros, D. Teófilo Hernández, que aunque salmantino, hizo de Villanueva su patria hasta su fallecimiento, imposible seguir enumerando, pero sería injusto olvidar a D. Rufino Pineda, a D. Rafael Yedro o a D. Amado Rubio, aún entre nosotros y que son la memoria viva de la Historia del Instituto “Pedro de Valdivia.”

Etiquetas:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: