D. Miguel de Unamuno

D. Miguel  de Unamuno es un hombre sabio y como tal se le considera aunque no por ello deje de tener detractores, hay se sabe: si la tiña se contagiara…

Pues bien, D. Miguel de Unamuno que tanto sabía, no por ello dejó de tener dudas, quizá por ello, ya nos legó una de sus afamadas sentencias: “se es débil porque no se ha dudado bastante y se ha querido llegar a conclusiones…” y él que tanto sabía, cuanto más sabía más dudaba, dudaba de todo y por esa duda existencial entregó su vida y nos entregó el legado que hoy disfrutamos.

En uno de sus libros de viaje por las tierras  del norte de Cáceres, por esa Extremadura que a él tanto impresionaba, leí, hace ya algún tiempo, que después de recorrer durante varias jornadas los caseríos hurdanos, en el remanso de las aguas claras de una de las tantas gargantas que generosamente fluyen por esas tierras, sumergido a modo de ungüento contra el calor estival, reflexionaba sobre el cretinismo que por aquel entonces hacía estragos entre los hombres de aquellas tierras y que se achaca a sus aguas, no porque ellas estuvieran contaminadas no, todo lo contrario, por su pureza y él que todo lo extrapola decía que esto mismo le ocurre  a todos aquellos sabios que creen tener la certeza completa, la verdad única e irreversible. Con maestría de sabio nos dejó una buena definición del cretino intelectual. Hoy, afortunadamente, el mal hurdano ha desaparecido, pero el otro cretinismo…

Viene al caso todo esto y se hace aplicable a todos aquellos que consideran y llevan a la practica aquello “que hay que hacer lo que hay que hacer”, haciendo coincidir “lo que hay que hacer” con lo que están haciendo, cerrando todo el muestrario de otras posibilidades. No creo que instalarse en cualquier determinismo sea el mejor consejo para resolver los problemas.

Lo estamos viendo cada día en el amplio recetario unidireccional anticrisis.

El político no debe enquistarse en el cerrajón de que las cosas son como son negando toda posibilidad a cambiarlas.

Tiene que haber otros caminos, el político está para buscar soluciones, no para aplicar recetas, que por cierto poco o escaso resultado han dado allí donde se han aplicado. Buscar vías que no sean lesivas a aquellos derechos sociales que nos han  costado más de un siglo en cimentar. Esa debe ser la polar. Para decir que se hace esto o aquello porque es lo que me mandan hacer, mejor quedarse en casa.

Porque nos repiten hasta la saciedad que todo es de sentido común y razonable.., me viene a la memoria otra cita de D. Miguel de Unamuno:

“ Hay gente que está tan llena de sentido común, que no le queda el más pequeño rincón para el sentido propio” ¿Le pasa a Ud. Sr. Rajoy.?

Etiquetas:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: